Final de la aventura nipona

Despertamos un nuevo día muy pronto en Mijayima, la isla sagrada para marchar de nuevo hacia Tokio, donde comenzamos y terminamos nuestro viaje al país del sol naciente. Desayunamos bien para coger fuerzas suficientes para el trayecto del día, que es largo. Lo más duro del viaje ha sido transportar las maletas porque cada vez pesan más 😉

Estatua del perro Hachiko en Tokio – Foto: Aránzazu Barriuso

Nos alojamos de nuevo en el mismo hotel y nuestra habitación esta vez está en la planta 12, por lo que volvemos a disfrutar de unas espléndidas vistas a la ciudad.

Vistas desde la habitación en Tokio – Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Dedicamos estos últimos días en Japón para hacer las últimas compras. Recorremos las calles de los barrios y/o distritos de Ueno (donde se concentran varios de los centros culturales más importantes de la ciudad), Akihabara (el barrio de la tecnología), Asakusa (uno de los barrios más tradicionales del centro) y Ginza (donde se concentran grandes almacenes, boutiques de lujo y restaurantes).

Akihabara o barrio de la tecnología – Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Además visitamos 109 o Sibuya 109, un centro comercial de ropa que se encuentra en un edificio de 8 plantas y donde puedes encontrar ropa para mujeres de cualquier tipo y estilo. Una cosa que no os he contado hasta ahora es que en algunos grandes almacenes existe una sección dedicada en exclusiva a las mujeres que son viudas. Choca ver toda la ropa de color negro expuesta en los maniquís como una marca más !!!

Entrada del gran almacen Shibuya 109 – Foto: Aránzazu Barriuso

También vivimos una nueva experiencia: comer en un típico kaitenzushi o restaurante de sushi donde los platos se colocan sobre un transportador de banda que atraviesa el restaurante pasando por cada mesa y en el que el comensal elije lo que quiere comer y lo coge. La cuenta se calcula basándose en el número de platillos que se han consumido. Y en el sitio donde comimos además los precios eran diferentes dependiendo del color del plato.

Kaitenzushi en Tokio – Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Otro de los días que estuvimos en Tokio decidimos salir a cenar y conocer la ciudad de noche. Como buenos españoles, fuimos a cenar tarde y no encontramos ningún restaurante que nos sirviera, así que acabamos en el McDonald’s 24 horas de Shinjuku. Toda una experiencia !!! Aquello parecía un submundo, una ciudad totalmente diferente a la que conocíamos de noche.

Ginza de noche – Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Y nuestro viaje tocó a su fin, después de estar tres semanas en Japón he de decir que fue una experiencia única, la cual tras tres años y medio todavía lo recuerdo como si hubiera sido ayer 🙂

Anuncios

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s